Sant Jordi y el día del libro. Planes con tu pareja fuera de casa

23/04/2018 Desactivado Por Clintu

El 23 de abril se celebra cada año en Catalunya la Diada de Sant Jordi (San Jorge). Sant Jordi, es patrón de Cataluña así como de Aragón, Cáceres, Alcoy e internacionalmente lo es de Inglaterra, Georgia, Etiopía, Bulgaria y Portugal.

Representa, para los catalanes, el héroe protector que venció al dragón y salvó a la princesa, símbolo de la victoria del bien sobre el mal. Es una fiesta popular, donde se resaltan valores tan humanos como el amor, la cultura y el patriotismo.

Cuenta la leyenda que un caballero, de nombre Jorge, salvó a una princesa de ser devorada por un malvado dragón. De la sangre que brotó del cuerpo sin vida del monstruo nació una rosa roja que el caballero ofreció a la princesa. 

Como recompensa, el rey  decidió agasajar al valiente caballero con un generoso regalo. Esto generó en la tradición de que las mujeres regalen a los hombres libros.

A esta tradición centenaria, se suma el hecho de que en 1995, la UNESCO declaró también el 23 de abril Día Mundial del libro. Pues esta fecha coincide con el fallecimiento de Miguel de Cervantes y William Shakespeare. Momento propicio para compartir con un ser querido el amor por la lectura.


Planes con tu pareja en Sant Jordi fuera de casa

La esencia del día de Sant Jordi es que los hombres regalen a las mujeres rosas y las mujeres dan a los hombres libros. Es el día más romántico del año; sustituyendo incluso al día de San Valentín.

Aprovecha este día y camina junto a ella o él por la Rambla de Cataluña o el Passeig de Gràcia; en todo su entorno se alternan puestos de libros con vendedores de rosas.

Si podéis haced planes para visitar el Laberint d’Horta para pasar la mañana contemplando juntos tan maravilloso jardín.

Acércate junto a tu pareja a los mercados de intercambio de libros y cambia un libro antiguo por uno nuevo. Dedícalo con una frase muy especial cargado de la energía de este día tan especial.

Las calles y plazas de Barcelona están llenas de patriotismo y romanticismo a partes iguales. Es un momento especial que bien vale la pena pasarlo fuera de casa. Las parejas caminan de la mano cogiendo las rosas. Los autobuses están llenos de gente extasiada en un día de libros, rosas e historia.