Mantener limpia nuestra chimenea

17/05/2018 Desactivado Por Clintu

¡Que acogedor es el calor de una chimenea! Cuando afuera el frío cala los huesos, reconforta saber que el hogar se mantiene tibio gracias al fuego encendido en ella.

Pero, para que la chimenea haga su trabajo de manera correcta y caliente la casa, es necesario mantenerla limpia.

Se recomienda limpiarla una vez al año. No se requiere de ayuda profesional, ya que no es una tarea difícil de realizar por uno mismo. Como la chimenea se utiliza en la temporada más fría del año, es mejor hacer una limpieza  previa al invierno.

Consejos para mantener limpia la chimenea

Los siguientes tips te serán muy útiles para limpiar la chimenea y mantener así sus propiedades de seguridad y eficiencia.

En primer lugar, se debe verificar que se cuenta con las herramientas adecuadas, como un cepillo de cerdas duras o metálicas con mango largo para alcanzar todos los sectores de la chimenea.

Luego, se debe proteger la zona en el interior de la casa, para evitar que el hollín ensucie. Para esto, colocar papel de periódico o trapos viejos alrededor de la salida de la chimenea.

En el mercado existen múltiples productos de limpieza. También sirve usar una solución de lejía, bicarbonato y agua.

Con la ayuda del cepillo se raspa todo el hollín acumulado de las paredes interiores de la chimenea. El mango largo del cepillo sirve para llegar a todos los rincones. Si es necesario, se deberá subir a la azotea y proceder a la limpieza desde allí teniendo cuidado de tapar la entrada de la chimenea con una manta húmeda para que el hollín no se esparza por toda la casa.

Beneficios de una chimenea limpia

Mantener limpia nuestra chimenea requiere de un esfuerzo, es cierto. Pero si se piensa en los beneficios de hacerlo, se hará con gusto.

Uno de los principales beneficios de tener la chimenea libre de hollín, es evitar el humo. Se sabe lo perjudicial que éste es para la salud. Por eso es tan importante que la chimenea se mantenga limpia, para que este salga hacia el exterior sin obstáculos.

Otro importante beneficio de la limpieza correcta de la chimenea, es eliminar los olores tan molestos e invasivos. Para neutralizar el mal olor, se puede pasar un paño impregnado en vinagre blanco por las paredes de la chimenea, una vez terminada la limpieza general.

Con estas simples indicaciones el hogar estará esperando tibio y confortable, gracias al buen funcionamiento de la chimenea limpia.